¡VA ESPAÑA!La ultraizquierda quiere perseguir a policías y militares españoles que discrepen de ella.

Hace dos semanas advertí que el Gobierno socialista-comunista y su brazo mediático iban a por las Fuerzas Armadas. Ayer dieron un paso más.
ACNdiciembre 18, 2020

En su cuenta de Twitter, un colaborador habitual de La Sexta, Antonio Maestre, ha creado una cuenta de correo electrónico para recibir denuncias anónimas de “quien tenga información sobre la extrema derecha en el Ejército y cuerpos policiales”. Esto es, directamente, buscar que militares y policías delaten a sus compañeros por tener opiniones políticas distintas a las del Gobierno. Y es que da la casualidad de que ese periodista, próximo a Podemosha tachado como “extrema derecha” al PPa Vox y a Ciudadanos.

En junio ya pidió al Gobierno «purgar la Guardia Civil»

No es la primera vez que Maestre sale con algo así: en junio ya reclamó al Gobierno “purgar la Guardia Civil”, después de que Marlaska cesase al Coronel Pérez de los Cobos por negarse a desobedecer la orden de una juez, precisamente cuando la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, bajo su mando, investigaba un caso que podía afectar al PSOE: las posibles consecuencias penales para el delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, por autorizar las marchas feministas del 8-M en plena pandemia. Por lo visto, lo que busca el ala mediática del Gobierno es que los militares no puedan expresar, ni siquiera en privado, alguna opinión que no sea del gusto del ejecutivo.

La ley permite a los militares ejercer su libertad de expresión

Hay que recordar que la Ley Orgánica 9/2011 de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, aprobada por un Gobierno del PSOE, señala lo siguiente en su Artículo 12.1:

El militar tiene derecho a la libertad de expresión y a comunicar y recibir libremente información en los términos establecidos en la Constitución, sin otros límites que los derivados de la salvaguarda de la seguridad y defensa nacional, el deber de reserva y el respeto a la dignidad de las personas y de las instituciones y poderes públicos”.

Dicha ley pone el siguiente límite a dicho derecho en su Artículo 12.2:

“En cumplimiento del deber de neutralidad política y sindical, el militar no podrá pronunciarse públicamente ni efectuar propaganda a favor o en contra de los partidos políticos, asociaciones políticas, sindicatos, candidatos a elecciones para cargos públicos, referendos, consultas políticas o programas u opciones políticas”.

Dicho sea de otro modo: un militar puede tener y expresar opiniones políticas del signo que quiera, mientras lo haga dentro de esos límites establecidos por la ley. Perseguir a miembros de nuestras Fuerzas Armadas y de nuestras Fuerzas de Seguridad por tener opiniones que no son del agrado del Gobierno y de sus corifeos mediáticos es algo propio de intolerantes y antidemócratas, lo que siempre han sido los comunistas, dicho sea de paso.

El año pasado Maestre dijo que Bildu es «mucho más decente» que Vox

Lo que habría que investigar es hasta qué punto es legal que un periodista promueva el señalamiento de policías y militares por sus opiniones políticas, en un intento de amedrentar a esos ciudadanos en el ejercicio de sus derechos constitucionales. Por otra parte, cabe preguntarse con qué autoridad moral se dedica a denunciar las opiniones de otros un tipo como Antonio Maestre, que hace ahora un año escribió un infame artículo afirmando que Bilduque no condena los crímenes de ETA -entre ellos el asesinato de 486 militares, guardias civiles y policías-, es “un partido mucho más decente desde el punto de vista moral” que Vox, partido que sí condena el terrorismo y cuyo presidente de honor es, de hecho, una víctima de ETA: José Antonio Ortega Lara.

Con información de Contando Estrelas

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *