CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOLIBERTAD CATÓLICAMaradona: un ángel del fútbol; un demonio de la vida.

ACNdiciembre 1, 2020

Argentina se olvidó de la devastadora pandemia para idolatrar a un pedófilo, acosador de mujeres, drogadicto y defensor de dictaduras.

Así se refirió Pilar Rahola, política y periodista española, a Diego Armando Maradona, recientemente fallecido, tras lamentar que el gobierno argentino celebró “como si volvieran a ganar la Guerra de las Malvinas o como si recuperaran la identidad tan herida”.

Rahola tituló su texto sobre el astro del futbol argentino, como: “Maradona, un ángel del fútbol; un demonio de la vida. El anticiudadano”, en el que acusó al presidente de Argentina, Alberto Fernández y su gabinete de hacer “populismo y demagogia” como un “objetivo político”, ante la majestuosa ceremonia que se le rindió a Maradona.

Dijo que la nación “ha estado 9 meses en confinamiento y está exhausta sanitariamente porque se le han cerrado millares de empresas y tiene zonas amplias del territorio con problemas de hambruna grave”.

“Once ambulancias a la puerta de su casa (de Maradona), esperando durante horas, centenares de policías siguiendo el féretro hasta la Casa Rosada, los días de duelo nacional, el número del propio presidente de gobierno ensalzándolo como si fuera el tipo más importante de la historia argentina. Todo ha sido patético, triste, y no es honorable para el pueblo argentino”, aseveró.

Rahola definió como un “bochorno de vergüenza”, todo el espectáculo que ha rodeado la muerte y el funeral de Maradona.

“Ha sido una imagen terrible de la Argentina que denota problemas muy profundos en la sociedad de Argentina”, advirtió.

Indicó que aunque Maradona “fue un ángel de la pelota y genio del fútbol, como ser humano fue un auténtico desecho de miserias, en realidad fue un demonio y no se puede de ninguna manera convertirlo en ejemplar”.

Sostuvo que el futbolista se caracterizó por tener una actitud prepotente a lo largo de su vida, además de que no reconoció a muchos de sus hijos.

“Era un anticiudadano que destruyó todos los valores en una República libre”, por lo que no debía convertirse “en el orgullo patrio de Argentina”.

“Es muy triste ver a la gran Argentina, con tanta capacidad intelectual y artística, con tantos valores, sumida en una apología de un personaje que sólo como futbolista fue grande, pero muy pequeño y miserable en los aspectos fundamentales de la vida”, puntualizó.

Por lo anterior, Rahola instó a los argentinos a limitarse a catalogar a Maradona como uno de los más grandes en la historia del fútbol.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *