EL MUNDOFORMACIÓN RELIGIOSAVIDA Y FAMILIARectorado de la Universidad Católica de Lublin: las tesis que difaman a San Juan Pablo II no tienen fundamento.

No hay hechos ni hallazgos objetivos detrás de las tesis subjetivas que difaman a San Juan Pablo II. El Papa polaco fue quien inició la lucha contra los perpetradores de actos contra la dignidad fundamental de los más débiles e introdujo el principio de «tolerancia cero para la pedofilia», subraya el Colegio del Rectorado de la Universidad Católica de Lublin.
ACNnoviembre 17, 2020

En un comunicado emitido el sábado, el Colegio del Rectorado de la Universidad Católica de Lublin enfatiza que reconoce el daño y el dolor de las víctimas de delitos sexuales. «Les expresamos nuestro más sentido pésame y les aseguramos nuestro apoyo y oración, así como la ayuda que pueden recibir en la comunidad eclesial. Innegablemente, los perpetradores de abusos deben rendir cuentas de manera justa por sus acciones, arrepentirse y pedir perdón por sus vergonzosos pecados. También es necesario elevar constantemente el nivel de seguridad de niños y jóvenes en todos los entornos», dice el documento.

Sus autores añaden también que la Universidad Católica Juan Pablo II de Lublin no puede permanecer indiferente ante «las acusaciones falaces, calumnias y mentiras, dirigidas recientemente contra nuestro santo patrón». «Al observar la narrativa presentada por algunos medios que transmiten opiniones expresadas por comentaristas seleccionados, es difícil no ver que están motivados principalmente por una aversión sistémica o proyectada contra la Iglesia Católica. Las tesis subjetivas expresadas por algunos círculos no son en absoluto fundamentadas en hechos y hallazgos objetivos – por ejemplo, presentados en el Informe de la Secretaría de Estado de la Santa Sede sobre Theodore McCarrick», escribe el Colegio del Rectorado de la Universidad Católica de Lublin.

El rector y los vicerrectores de la universidad donde enseñó San Juan Pablo II destacan que el documento indica claramente que él fue cínicamente engañado por McCarrick y muestra que no hubo omisiones ni negligencias en las acciones del Santo Padre.

«Los intentos de cargar a San Juan Pablo II con la responsabilidad de la tragedia personal de las víctimas de abusos sexuales cometidos por clérigos son insinuaciones y manipulaciones. El Papa de Polonia fue quien inició la lucha contra los autores de actos contra la dignidad fundamental de los más débiles e introdujo el principio de «tolerancia cero con la pedofilia». Ya en 1993, Juan Pablo II señaló a los obispos estadounidenses que, en el caso de delitos sexuales, los castigos canónicos, incluida la expulsión del sacerdocio, eran necesarios y estaban plenamente justificados. Agregó que deben enfatizar la importancia del daño y el mal hecho. El Santo Padre, recordando las palabras de Jesús en el Evangelio, indicó en una carta a los obispos estadounidenses que ‘para alguien que siembra escándalo, sería mejor que le colgaran del cuello una gran piedra de molino y que se ahogara en las profundidades del mar’», leemos en el comunicado.

El Colegio del Rectorado de la Universidad Católica de Lublin recuerda que, en 2002, San Juan Pablo II les dijo a los obispos estadounidenses que los delitos sexuales cometidos por personas de la Iglesia necesitaban una aclaración rápida, y los describió como «un crimen espantoso». «También dirigió palabras similares a los obispos de Irlanda, hablando del ‘carácter diabólico’ de estos actos y la necesidad de detectar y castigar a los perpetradores. En 2001, San Juan Pablo II publicó un documento, el Motu propio «Sacramentorum sanctitatis tutela», en el que ordenaba que la Congregación Vaticana para la Doctrina de la Fe fuera informada de todos los casos relacionados con abusos sexuales cometidos por clérigos.

Ante estos hechos, expresamos nuestra firme objeción a los autores de publicaciones falsas y sesgadas que no intentan promover el bien de las víctimas de abusos y la protección incondicional de la niñez y la juventud sino difamar el buen nombre de San Juan Pablo. II y socavar su autoridad», enfatizan las autoridades de la Universidad Católica de Lublin.

El Colegio del Rectorado añade que el pontificado de este Papa tuvo una gran influencia en el futuro de la Iglesia, el mundo, Europa y Polonia. «La persona, el estilo de acción y la enseñanza personalista de San Juan Pablo II son para nosotros un ejemplo, una fuente de inspiración y una indicación en nuestra lucha diaria por el respeto a la dignidad y la inviolabilidad sagrada de toda persona humana. De hecho, representan el imperativo más alto para instar a la protección de los niños y adolescentes, es decir, las personas más expuestas a la explotación y diversas formas de manipulación», resaltan el Rector y Vicerrectores de la Universidad Católica de Lublin.

Con información de InfoCatólica

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.