EN MÉXICOFORMACIÓN RELIGIOSALIBERTAD CATÓLICAGrech, el pastoralismo que mata a la Iglesia

En una entrevista con La Civiltà Cattolica, el futuro cardenal Mario Grech reduce la Santa Misa a una "experiencia de Dios" como cualquier otra y sostiene que durante la pandemia "surgió un cierto clericalismo, incluso a través de las redes sociales". El obispo maltés también confunde la Palabra y la relación familia-Iglesia. Pero así degrada la liturgia y el sacerdocio.
ACNnoviembre 6, 2020

El pastoralismo corroe a la Iglesia, la descentraliza, la proyecta fuera de sí hasta el punto de hacerle olvidar lo esencial. La Iglesia de hoy está enferma de pastoralismo, que ahora se ha convertido en la ideología de los líderes eclesiásticos. De esta manera siempre terminan invirtiendo las cosas de cómo son realmente a cómo se ven a la nueva ideología. Se cree que libera a la Iglesia del doctrinalismo y en cambio está esclavizada del mundo, porque le impiden mirarlo desde arriba y desde afuera.

El obispo maltés Mario Grech, futuro cardenal y secretario del Sínodo de los Obispos en sustitución de Lorenzo Baldisseri, dio una prueba más del nuevo escolasticismo pastoralista en una entrevista para La Civiltà Cattolica publicada en el número que se distribuye ahora. El tema es la Iglesia después de la pandemia.

Muchos fieles han sufrido la suspensión de las santas misas y el cierre de iglesias debido a las regulaciones gubernamentales. La Santa Misa y la liturgia eucarística son el corazón de la vida cristiana. Ningún creyente ha pensado jamás que la celebración de la Misa por parte del sacerdote fuera una forma de clericalismo. Ni siquiera las misas en streaming, donde se realizaron, han sido consideradas por los fieles como una forma de exhibicionismo fingido, una pretensión de monopolio clerical del contacto con el misterio. Monseñor Grech, por su parte, opina que durante la pandemia “surgió un cierto clericalismo, incluso a través de las redes sociales”. “Hemos sido testigos de un grado de exhibicionismo y pietismo que huele a magia” y “muchas iniciativas pastorales en este período se han centrado en la figura del presbítero solo”. Para él, esta fijación por la Santa Misa y los sacramentos es una forma de clericalismo que nos impide comprender “que había otras formas de experimentar a Dios”: la emergencia “ha transformado las salas de los hospitales en otras catedrales”.

Durante las restricciones de la liturgia, nos preguntamos por qué la Iglesia se había sometido inmediatamente a las regulaciones gubernamentales y solo unos pocos obispos pequeños, como Monseñor Giovanni D’Ercole, habían protestado y reclamado el “derecho a la Santa Misa”. El motivo es que a estas alturas la gran mayoría de los pastores, y especialmente los que han sido llamados a lo más alto de la jerarquía, piensan hoy como el futuro Cardenal Grech, para quien la Santa Misa es sólo una “experiencia de Dios”. Bueno, si es así, entonces es cierto que, como él dice, una experiencia de Dios también se puede hacer en otros lugares y que todas las áreas del mundo, y no solo las salas de los hospitales, pueden considerarse lugares donde uno lo hace. experiencia de Dios, una iglesia, un altar, una liturgia eucarística. Esto es lo que dice el pastoralismo y por eso está matando a la Iglesia.

Durante las prohibiciones litúrgicas, la esencia de la Misa parece haberse convertido en la hermandad que se vive al mantener la distancia y usar una máscara: fuiste a Misa a usar una máscara, no usaste una máscara para ir a Misa. El precepto dominical consistía en mantener el distanciamiento social.

Aún en la Misa, el futuro cardenal dice también otra cosa sorprendente: “En cuanto a la Palabra, entonces, debemos esperar que esta crisis, cuyos efectos nos acompañarán durante mucho tiempo, sea un momento oportuno para nosotros, como Iglesia, para traer de vuelta la El Evangelio en el centro de nuestra vida y de nuestro ministerio ”. La falta de la Palabra Eucarística sería, por tanto, una oportunidad para reapropiarse mejor de la Escritura. Ni siquiera un protestante llegaría tan lejos. El pastoralismo lleva a esto: leer el Evangelio en casa sería más importante que escucharlo proclamado y explicado en la Iglesia en la liturgia de la Palabra y, sobre todo, asumirlo en las Especies Eucarísticas como verdadero Verbo Encarnado, Muerto y Resucitado.

Y ahora llegamos al tema de la familia. Según el casi cardenal obispo Grech, durante la pandemia la familia también se convirtió en Iglesia en el sentido litúrgico. Es en sí misma una Iglesia doméstica, y ahora lo es también en la liturgia, tanto es así que “aquellos que, durante este período en el que la familia no tuvo la oportunidad de participar de la Eucaristía, no aprovecharon para ayudar a las familias para desarrollar su propio potencial, perdió una oportunidad de oro ”. Ciertamente fue apropiado proponer la oración familiar, dada la ausencia de la liturgia eucarística, pero la familia no tiene “potencialidad propia” que pueda asimilarla a la celebración de la Santa Misa.

La familia es una “Iglesia doméstica” porque existe la Iglesia que celebra la liturgia eucarística, el obispo Grech en cambio piensa que la Iglesia existe porque hay familias y que “no es la familia la que es subsidiaria de la Iglesia, sino la Iglesia para ser subsidiaria de la familia ”, utilizando el principio de subsidiariedad de manera absolutamente inaceptable. En el ámbito civil, el Estado es subsidiario de la familia porque las familias anteceden al Estado, pero en el ámbito eclesial nada antecede a la Iglesia, que no es la asamblea de varias Iglesias domésticas. La razón por la que Mons. Grech insiste en el potencial litúrgico de la familia es para valorar el sacerdocio universal y, por tanto, también de los padres, acabando por situarlo al mismo nivel que el ordenado.

Según Grech, después de la pandemia sería un suicidio volver a la antigua pastoral centrada en la Misa y los Sacramentos. Pero no lo creo.

Traducido con Google Traductor articulo original Bussola Quotidiana/Stefano Fontana

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.