CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOFORMACIÓN RELIGIOSAReino Unido: Conoce a la joven con síndrome de Down que lucha contra el aborto

ACNoctubre 30, 2020

Heidi Anne Crowter es una joven británica con síndrome de Down que presentó una demanda contra el Gobierno del Reino Unido para que se revise la ley que permite que se aborten a bebés con su misma condición hasta el nacimiento.

La demanda fue admitida el 17 de octubre por el Alto Tribunal de Inglaterra y Gales, que revisará la ley del aborto. La medida legal fue presentada por Heidi Crowter y por Máire Lea Wilson, madre de Aiden, un adolescente de 16 años también con síndrome de Down.

Recientemente la ministra de Salud de Reino Unido, Helen Whately, reveló que 339 bebés con síndrome de Down fueron abortados en los primeros seis meses de este año.

Vida personal y convicciones

Según el sitio web de la Asociación de Síndrome de Down de Irlanda del Norte, para Crowter su discapacidad no le ha impedido “tener una vida plena y divertida”. La joven activista de 24 años tiene un empleo, vive en su propio departamento en Coventry, realiza sus tareas domésticas de forma independiente y en julio, se casó con James Bryn Carter, un joven con síndrome de Down.

La joven señaló que su objetivo es “crear conciencia sobre el síndrome de Down y ser una voz para quienes no lo tienen” y se describe a sí misma como “la primera persona con síndrome de Down en llevar a la Corte al Gobierno de Reino Unido”.

Para ella, la ley que permite el aborto de bebés con su condición hasta el nacimiento es un acto de “discriminación” contra el que viene luchando a través de sus redes sociales, los medios de comunicación y sobretodo, legalmente.

Actualmente, el aborto en el Reino Unido es legal hasta las 24 semanas de gestación, excepto cuando el embarazo es de riesgo para la salud física o mental de la madre, y cuando el bebé “sufrirá anormalidades físicas o mentales, que resultarán en una severa discapacidad”. En estos últimos casos el aborto está permitido hasta el nacimiento del bebé.

“Cuando supe que un bebé puede ser abortado hasta las 24 semanas y un bebé con síndrome de Down puede ser abortado hasta el nacimiento, me sentí realmente enfurecida y me hizo sentir que no debería existir en este mundo”, lamentó Heidi.

“Lo que ellos [el Gobierno] me dicen es que mi vida simplemente no es tan valiosa como la de otros y yo no creo que eso sea cierto ¡Creo que es una discriminación absoluta!”, señaló.

La indignación de Heidi es aún mayor, porque la discriminación se ejerce desde un gobierno que alienta el aborto de personas con síndrome de Down desde el vientre materno como una política de salud que antepone el “derecho a elegir” de la mujer a la protección de vidas humanas como la suya.

“¡Cuando mi abogado se contactó con el Departamento de Salud, ellos denegaron el reclamo y dijeron que el aborto es una elección para la mujer y que no hay ningún error con la ley!”, exclamó. “¡Pienso que están equivocados, creo que la gente debe ver a la persona detrás del extra cromosoma!”, añadió.

“El Reino Unido tiene el deber legal de garantizar la igualdad y proteger a las personas con discapacidad, pero cuando se trata de la ley del aborto, el Gobierno simplemente no está escuchando”, afirmó Heidi a través de Crowdjustice.com.

No nos descartes

Heidi Crowter se hizo conocida a los 20 años cuando respaldó la campaña “Don’t Screen Us Out” (No nos descartes), que desde el 2016 busca que el Gobierno de Reino Unido note que la prueba de detección prenatal del síndrome de Down llamada “ADN libre de células”, aumentaría los abortos y agravaría la discriminación negativa contra este colectivo.

Además, Crowter señaló que ha defendido los derechos de las personas con discapacidad en el Congreso Mundial sobre el síndrome de Down en Glasgow, en el Sínodo General de la iglesia anglicana, al interior y fuera del Parlamento de Reino Unido, entre otros.

También,  dijo que respaldó el proyecto de ley de Kevin Shinkwin, político y miembro de la Cámara de los Lores que nació con una discapacidad severa. La iniciativa proponía modificar la ley que permite el aborto de personas con discapacidad hasta el nacimiento en Irlanda del Norte, para reducir el límite a 24 semanas.

Su participación más reciente y destacada se dio este año, cuando junto a otras personas con síndrome de Down, organizaciones provida, instituciones internacionales,Parlamentarios de Irlanda del Norte y la Asamblea de Irlanda del Norte, se pronunció contra la decisión del Gobierno de Reino Unido de aprobar la actual ley abortista.

Caso Heidi Crowter: Corte de Reino Unido

Pese a que el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad instó al Gobierno de Reino Unido a que cambie “su ley de aborto para asegurarse de que personas como yo no sean señaladas por nuestras discapacidades. Lamentablemente, el gobierno decidió ignorar sus recomendaciones y no cambió la ley”, dijo Heidi.

Frente a esta situación, la joven activista creó una página web que le permitiera reunir los fondos económicos necesarios para llevar el caso a instancias legales superiores. Gracias a su campaña en los medios y al apoyo de mucha gente, Heidi obtuvo grandes avances al respecto.

El 13 de junio, Heidi Crowter entregó al primer ministro Boris Jhonson una carta abierta firmada por más de 18 mil personas en Irlanda del Norte. El documento pedía a los parlamentarios que se opusieran a la legislación del aborto y que permitieran decidir sobre esta ley a la Asamblea de Irlanda del Norte, que votó en contra de su aprobación.

El 17 de octubre, luego de meses de insistencia, Heidi Crowter y Máire Lea Wilson, madre de Aiden, un adolescente de 16 años también con síndrome de Down, lograron que el Alto Tribunal de Inglaterra y Gales admita revisar la ley del aborto que permite eliminar bebés con síndrome de Down hasta antes de su nacimiento.

Para Paul Conrathe, abogado que representa a Heidi y a Máire, el hecho de que la Corte reconozca “que se puede debatir que el Estado está actuando ilegalmente” al permitir que bebés con síndrome de Down sean abortados hasta el nacimiento, es “un momento de enorme significado”.

El abogado explicó que ahora el gobierno debe “preparar su evidencia detallada” para probar que el aborto de bebés con síndrome de Down hasta el nacimiento no es algo discriminatorio. Luego, probablemente “a inicios del próximo año”, la Corte revisará esta evidencia, dijo.

Con información de Aciprensa/Cynthia Pérez

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.