EL MUNDOEN MÉXICOQuiebra Trump con narco-coalición del Ejército e inteligencia mexicana

Las detenciones sorpresivas de Cienfuegos y García Luna, muestran una fractura del gobierno norteamericano de Donald Trump con la añeja y multimillonaria narco-coalición entre los servicios de armados y de inteligencia de Estados Unidos y México.

Así lo revela en un análisis el periodista José Antonio Pérez Stuart, en su espacio informativo-confidencial “Portafolios”. Sostiene que los casos de “enjuiciamientos ‘trumpistas’ de género: Genaro García Luna y del general Salvador Cienfuegos, representan el rompimiento unilateral de tal paradigma; sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, pretende aprovecharse del manotazo de Trump, ahora contra el destacado militar mexicano, para tratar de implementar una ‘purga’ ideológica dentro del ejército”.

Agregó que “sectores nacionalistas y liberales dentro de las fuerzas armadas, junto con la masonería socialdemócrata, acusan recibo y denuncian maniobra de López Obrador.
Siempre hay un video…

Material audivisual, evidencia que el 26 de marzo del 2014, masones develaron una placa conmemorativa de 100 años del Ejército, como reconocimiento.

El General Salvador Cienfuegos se reunió en esa ocasión con los masones en la sede de la Logia del Rito Escocés.

El gran comendador Manuel Jiménez Guzmán, en su carácter de soberano gran comendador del Supremo Consejo de México de la masonería nacional, fue quien destacó lo que llamó “el servicio a la nación, por parte del instituto armado, eu es garantía, -dijo-, de amparo al pueblo, de salvaguarda del territorio y la soberanía nacionales”.

Así se expresó el secretario de la Defensa Nacional, en aquel acercamiento oficial con la masonería:

“Veo por aquí a quienes fueron mis mandos y condiscípulos en el Colegio Militar y en otrolugares y esto le agrega bastante emotividad independientemente de la generosidad de las palabras del licenciado Jiménez. Hacer uso de la palabra ante este Supremo Consejo de la masonería en representación de las mujeres y hombres que vestimos el uniforme de la república, es un elevado de honor, es un gran honor”.

Dijo que “en el seno de tan singular organización que ha agrupado a notables hombres de pensamiento liberal, quienes con amplia visión y determinación progresista, contribuyeron a engrandecer al país, destacan: Benito Juárez, el benemérito de las Américas, el General Ignacio Comonfort, Ingeniero Pascual Ortiz Rubio; todos ellos, y muchos otros más dieron ejemplo de muchos ideales, espíritu emprendedor y férrea convicción para formar una mejor nación”.

Es por eso, dijo, que “la placa que se devela en esta sede, adquiere significativa relevancia constituyéndose muestra fehaciente del amplio reconocimiento que hoy nos brinda a los mexicanos”.

Pérez Stuart enfatizó que AMLO la endereza contra militares nacionalistas y liberales, so pretexto de combate a la corrupción. “Ahora, todo el que participó en mandos anteriores, pretende ser exhibido como cómplice”.

Recordó que otro militar vinculado a la masonería socialdemócrata, acusado de vínculos con el crimen organizado, fue el subsecretario de la Defensa, Tomás Ángeles Dauahare, quien fue liberado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, al exponer fallas de origen en el proceso que le siguió. Significativamente, al igual que ahora Cienfuegos, Ángeles Dauahare fue crítico con el gobierno entonces en turno: el de Felipe Calderón Hinojosa.

Enfatizó que “por ignorancia o consigna, algunos políticos, comentaristas y analistas de coyuntura, pretenden hacer ver que el del general Cienfuegos es un caso excepcional”.

“El propio AMLO se ha tratado de montar sobre la detención del general Cienfuegos organizada por Trump, para atacar al gobierno de Enrique Peña Nieto”,

indicó.

Aclaró que, “por décadas, se ha presentado el vínculo de distintos actores incrustados en las estructuras políticas, militares y empresariales del país, con capos de la droga”.

“El caso más escandaloso se exhibió durante el gobierno de Miguel de la Madrid, cuando el secuestro, tortura y asesinato del entonces agente de la DEA, Enrique ‘Kiki’ Camarena, permitió al gobierno de Ronald Reagan revelar a la opinión pública mundial, los estrechos vínculos de algunos de los sectores antes mencionados, con los diversos cárteles operaban en México de forma ‘organizada’, ‘regulada’ por el propio Sistema.  Basta señalar que incluso en la tortura de dicho agente de la DEA, participó un cuñado del socialista ex Presidente mexicano Luis Echeverría”,

mencionó.

“En efecto, Kiki Camarena y el piloto también mexicano que le ayudaba a detectar desde el aire los plantíos de droga, fueron torturados en una casa ubicada en la calle de Lope de Vega 881, colonia Jardines del Bosque, en Guadalajara, propiedad de René Zuno Arce, cuñado del ex presidente Luis Echeverría”, sostuvo.

Posteriormente, -amplió-, “René Zuno Arce fue capturado en un operativo clandestino de la CIA en México, y pasó recluido 23 años en una prisión estadounidense, hasta que falleció en 2012”.

Señaló que “Luis Echeverría nunca perdonó a Carlos Salinas de Gortari el que no haya exigido a Washington la devolución de su cuñado. De ahí vienen, en buena medida, las confrontaciones contra los ‘neoliberales’ de Salinas de Gortari, por parte de “los cachorros de Echeverría”.

“Sin embargo, debe decirse que la colusión entre algunos elementos de la política, el empresariado y las fuerzas armadas con el narco, era del conocimiento de Washington,  hasta permitida, ya que nunca, nunca, nunca, a pesar de los informes en poder de la Casa Blanca a través de sus servicios de Inteligencia, hubo acción alguna contra funcionarios o ex funcionarios mexicanos amancebados con los cárteles”.

“La Pax Narca en México, soterradamente permitida por sectores corruptos de la Inteligencia estadounidense durante décadas, consistía en dar algunos, eventuales “ golpes” contra el narco y realizar esporádicas detenciones de ‘burreros’, de transportadores intencionalmente delatados, tanto en terminales aéreas como en algunos puntos fronterizos, del norte o el sur de México. Así, aparecían fotografías con las imágenes de un hombre o una mujer, con bolsitas de droga, que demostraban que “se combatía el narcotráfico”.

Remató Stuart.

“Pero nunca se tocaron los altos mandos, sólo gobiernos republicanos de ‘Derecha’, como el de Ronald Reagan o ahora el de Donald Trump, rompieron esa especie de pacto corrupto. Reagan, a partir del caso Camarena, con la divulgación del mapa nacional de los cárteles de la droga, y ahora Trump, dentro de su Guerra Global contra el Narco-Socialismo”, puntualizó.

Añadió que “no hay que olvidar el dato de que cúpulas de los Servicios de Inteligencia de EU (la DEA y la CIA) operaron contra Donald Trump, en colusión con la élite pedófilo socialdemócrata Obama-Clinton-Biden-Soros, para tratar de impedir que llegara a la Presidencia de E.U”.

“Trump no ha descansado en su afán de exhibir y enjuiciar a todos los conjurados en su contra. Y precisamente en estos días, en el Congreso de EU se revelan nuevos documentos que confirman que el complot contra Trump involucró a las más altas esferas del Poder, del llamado Estado Profundo”.

“En respuesta, Donald Trump ha emprendido el desmembramiento de esa red dentro de los servicios de Inteligencia (CIA y DEA), al tener evidencias de que el agente Kiki Camarena fue secuestrado, torturado y asesinado en México, en virtud de que fue delatado por elementos de la CIA y la DEA”.

“Por ello es que ahora, Trump está desmantelando la red de corrupción de los servicios de Inteligencia de su país y de México. Por eso las detenciones quirúrgicas de García Luna y del general Cienfuegos. Por lo demás, Trump se ha lanzado abiertamente contra la colusión Socialismo – Narcotráfico en nuestro Continente, empezando por México y Venezuela”.

“El gobierno de Trump ha evidenciado los estrechos lazos entre gobiernos ideológicamente marxistas, con agrupaciones narco – revolucionarias en Colombia, en Venezuela, en Bolivia, en España y en México”.

“Por eso es que han sido señalados públicamente y detenidos, prestanombres al servicio del Narco Socialismo en Venezuela, México, Colombia, Perú, Nicaragua, Cuba, etcétera”. Planteó.

En este sentido, -agregó- los informes de la Inteligencia estadounidense sobre la antiquísima colaboración de algunos elementos de las Fuerzas Armadas con el narco, hicieron que el gobierno de Trump presionara al régimen de Enrique Peña Nieto para que la Marina tuviera mayor injerencia en las operaciones de combate contra los cárteles de la droga en México; cosa que ya se había alentando desde el sexenio de Felipe Calderón.

“La Marina mexicana, por ello, se presentó por parte de Washington como el sector menos o nulamente contaminado. Y fue así que se creó un cuerpo de élite plenamente confiable para Estados Unidos”.

“Lo anterior quedó demostrado durante la persecución carretera  y ataque armado contra destacados agentes estadounidense de la CIA, en las inmediaciones del CISEN, durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa. Fue salvado por elementos de la Marina, luego de peliculesca persecución en su contra. Papel primordial jugó el chofer mexicano, de la Marina, que conducía el vehículo”.

“Así que lo único novedoso del ‘caso Cienfuegos’…es la decisión de la Casa Blanca, la determinación de Donald Trump, en dar el manotazo que rompe el paradigma bajo el cual, por décadas, operaron los gobiernos de México y Estados Unidos”.

“Las detenciones y enjuiciamientos de García Luna y del general Cienfuegos, son obra exclusiva, detalladamente preparada desde la Casa Blanca, con el mayor sigilo y para sorpresa y advertencia hacia el gobierno de AMLO”.

“Es una clara demostración de que el día de mañana, de resultar reelecto Donald Trump, y prolongarse el mandato republicano con Pence al término del período constitucional 2020-2024…López y/o miembros de su gabinete podrían ser detenidos y enjuiciados, de seguir con la actual estrategia de ‘no guerra a los cárteles de la droga’ y trato diferente hacia el Chapito Guzmán y el Cártel de Sinaloa”.

Sin embargo, en vez de operar a partir de la lógica de Trump – la Casa Blanca…A.M.L.O. trata de aprovechar el enjuiciamiento contra el general Cienfuegos para arreciar su guerra contra los sectores nacionalistas y liberales de las Fuerzas Armadas de México.

Se apresta a una auténtica ‘purga’
Y es obvio que se generen respuestas. Unas directas y otras indirectas, como la de la masona socialdemócrata Pagés. Sobre todo porque, como es ampliamente conocido, el segmento masónico-siocialdemócrata dentro del Ejército, que data de la creación de logias militares itinerantes por parte de Lázaro Cárdenas, nuevamente parece ‘tocada’.

El Dato:

Hasta el cierre de esta edición se informó que se negó la libertad bajo fianza al general Cienfuegos.

El extitular de la Sedena en el gobierno de Enrique Peña Nieto enfrenta cargos como lavado de dinero, transporte de drogas y narcotráfico.

La defensa pedía una fianza de 750 mil dólares para que el exfunciorio pudiera enfrentar su proceso en libertad en Los Ángeles, pero la autoridad estadounidense advirtió que existe riesgo de fuga.

Salvador Cienfuegos es acusado por una corte en Estados Unidos de cuatro cargos relacionados al trasiego de heroína, cocaína, metanfetaminas y mariguana, así como lavado, entre 2015 y 2017.

También es señalado por dar protección al cártel de Juan Francisco Patrón Sánchez alias, H-2, un grupo criminal que tiene su base en Nayarit.

El general fue detenido el pasado jueves en el Aeropuerto de Los Ángeles, California.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *