Con esta edición digital que ha llegado hoy a sus manos, estimado lector, Nuestra Voz ajusta el Tercer Centenario en su numeración. Los números se dicen fácil, pero alcanzarlos en el día a día es una labor que requiere de mucha paciencia, trabajo, y aprovechar los dones que hemos recibido para cumplir el mandato de El Señor: Vayan y anuncien el Reino de los Cielos por todas partes.

Si a todo ello le agregamos la bendición de Dios en respuesta a la tenacidad de quienes participamos como un todo que no se intimida ante las circunstancias, podemos decir que llegar al número 300 de este Semanario Diocesano de Información y Análisis es un verdadero milagro, producto de la fe de este equipo de colaboradores que adoptamos la premisa de que el nuestro sea un pueblo evangelizado y evangelizador.

Bien se dice que la fe mueve montañas. Así, pues, esta fe que nos impulsa es la que nos lleva cada semana al milagro de ver una nueva edición de Nuestra Voz. Y esta fe tiene su origen en nuestra Santísima Madre María de Guadalupe, a cuyo amparo nació y ha ido creciendo día tras día este Semanario. Para que haya un milagro es esencial tener Fe, y al equipo de Nuestra Voz nos sobra.

Ejemplo de esa fe es el milagro de que, pese a la pandemia y al confinamiento que vivimos, además de la fuerte crisis económica que nos golpea con el cierre de cientos de empresas y la consiguiente desaparición de miles de empleos, que han representado una severa falta de liquidez, aunque sea de manera digital Nuestra Voz ha seguido presente semana con semana.

Fue precisamente esa casi nula posibilidad de liquidez lo que nos frenó en nuestra edición impresa, pues con el confinamiento -como todos sabemos- vino también el cierre de las iglesias, nuestros mayores centros de distribución, y con ello la disminución de ingresos y la imposibilidad de costear los gastos de papel, impresión y distribución. Pero conscientes de que nuestra tarea evangelizadora no se debe detener, asumimos el reto e hicimos uso de las nuevas tecnologías para llegar hasta ustedes en formato digital.

Aún así hay costos que necesitamos sufragar y por ello apelamos a ustedes para que nos sigan apoyando con suscripciones, realmente económicas (50 pesos por un mes, 200 pesos por seis meses y 400 pesos por un año). No olvidemos que en la tarea y compromiso de tener un pueblo evangelizado y evangelizador es necesaria la colaboración de todos.

Seguimos asumiendo el reto y aprovechamos este espacio para manifestar nuestra eterna gratitud a nuestros bienhechores que nos permiten seguir firmes en este camino, y a ustedes que como lectores de Nuestra Voz nos siguen apoyando; pero es necesario insistir en la necesidad de contar con mayores suscriptores, cubriendo el costo correspondiente en la Cuenta Santander 1800019635, Clabe Interbancaria 014050180001196358; remita después su ficha de depósito o transferencia al correo nuestravoz2015@gmail.com; y confirmar a nuestro teléfono: 981 177 0617.

Muchas gracias a todos por acompañarnos en esta tarea, en este reto de evangelización a la comunidad. Lo dijimos al comienzo: Nuestra Voz no se intimida ante los retos, por el contrario, los asume con un mayor compromiso. Hoy son 300, pero serán muchas más ediciones. Nuestro compromiso se mantiene firme con la bendición de Dios, de nuestra Santísima Madre María de Guadalupe y la solidaridad de todos ustedes. Muchas gracias

Con información de Nuestra Voz/Editorial

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.