CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOEspaña. El acta de la ejecución de los sacerdotes, relevante en el juicio

ACNseptiembre 15, 2020
Captura de Pantalla 2020-09-15 a la(s) 9.50.08

El 22 de noviembre de 2009, EL MUNDO publicó el acta de la ejecución de los jesuitas, un extracto del diario que el único mando militar condenado en El Salvador por la masacre, el por entonces comadante Guillermo Benavides, escribió en prisión en 1994 y en el que relató los hechos acontecidos entre la noche del 15 y la madrugada del 16 de noviembre de 1989.

En ese documento, Benavides no sólo cuenta qué decidió el Alto Mando salvadoreño, sino quiénes lo llevaron a cabo. El diario revela que los jefes militares Rafael BustilloFrancisco Elena FuentesRené Emilio PonceOrlando Zepeda e Inocente Montano eran el «grupo decisorio». En un momento de la noche, esos cinco militares requirieron la presencia de Benavides, que estaba por debajo de todos ellos en escalafón y dirigía la Escuela Militar. De inmediato, según el acta, Benavides recibió una orden: «Hay que proceder a su eliminación [la del padre Ignacio Ellacuría] sin testigos».

Tanto ese folio como algunas partes más del diario fueron protagonistas en varias sesiones del juicio celebrado en julio y que terminó ayer en la condena de Montano.

Tanto los abogados de la acusación como el de la defensa intentaron que distintos testigos corroboraran o cuestionaran el documento, que fue expuesto repetidas veces ante las cámaras que seguían el juicio.

TESTIMONIO “VITAL”

Especialmente importante fue la declaración del teniente René Yusshy Mendoza, el segundo y último condenado en El Salvador, que coincidió con Benavides en la cárcel y que integró el batallón que asesinó a las víctimas. La Audiencia Nacional considera «vital» su testimonio a la hora de condenar a Montano, uno de los citados en el documento de Benavides.

Durante su declaración en la Audiencia, el pasado 8 de julio, Mendoza no sólo reconoció los hechos, sino que afirmó tajantemente que la orden de acabar con los jesuitas provino del Alto Mando y que Benavides le mostró el diario cuando ambos compartieron prisión.

Un día después, el 9 de julio, el propio autor de la información en EL MUNDO, Antonio Rubio, declaró en calidad de testigo y contó que, en 2008, el ex embajador de España en San Salvador, Fernando Álvarez de Miranda, le dio una fotocopia. El diplomático la tenía en su poder desde 1994, cuando los jesuitas le facilitaron una copia del diario escrito por Benavides y le pidieron que él la custodiara «porque la seguridad no era el elemento más fuerte en El Salvador aquellos años». Rubio declaró en el juicio que durante un año investigó la veracidad del documento y en noviembre de 2009 lo publicó en EL MUNDO.
Ese texto, determinante para muchos investigadores, fue también mostrado en la sesión del 10 de julio a Douglas Cassel, un asesor jurídico de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas. El jurista norteamericano dijo que, aunque «no sustancial», el diario escrito por Benavides supuso para su investigación «un elemento de apoyo» para constatar la implicación del Alto Mando salvadoreño en el diseño y ejecución de la matanza.
Con información de El Mundo/Rafael J. Álvarez

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *