CULTURA RELIGIOSAEN MÉXICOFORMACIÓN RELIGIOSADiócesis de Tabasco propone nombres emblemáticos para el Estado… pide no banalizarlo con la propuesta de añadirle: “López Obrador”

Resulta descabellada la idea del aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien aseguró que en 2024 impulsará una consulta ciudadana para buscar cambiarle el nombre al Estado, por: “Tabasco de López Obrador”.

Así lo indicó el padre Roberto Sánchez Cabrera, coordinador diocesano de Pastoral de la comunicación CODIPAC/AREOPAGO, en la Diócesis de Tabasco, al ser entrevistado por Agencia Católica de Noticias (ACN).

Agregó que “el presidente Andrés Manuel, debería ser el primero en no aceptar la propuesta, -ya que- la mentalidad del ejecutivo federal es preponderar el no dejar una marca con su nombre en Tabasco y con los tabasqueños, sino, un legado de buen gobierno democrático, y con opciones claras en vistas a una transformación integral del país y del estado mismo”.

Asimismo, definió como principiante e inexperto al político Rojas Díaz Durán, al subrayar que

“se trata de un candidato nuevo como dirigente, y no es posible que tenga como prioridad cambiar nombres a los Estados y lanzar estas iniciativas al congreso”.

El clérigo consideró que

“hay cosas más importantes en Tabasco que hacer y no solo cambiarle el nombre, sino trasformar las estructuras que nos permitan mejorar en educación, salud, economía, integración de la familia y con una política auténticamente democrática que nos permita integrar las diversas expresiones de la entidad”.

Asimismo, aseveró que en caso que esto pudiera darse, hay nombres más emblemáticos para Tabasco, por ejemplo: el coronel Gregorio Méndez Magaña, o el Presbítero Eduardo de Cárdenas.

En ese contexto y para evitar ese tipo de absurdos de ponerle a Tabasco los apellidos del actual presidente, el presbítero sugirió realizar consultas serias a una población más amplia, y no solo a los que están por tiempo en el poder.

“Según mi opinión el pueblo en general no estaría del todo de acuerdo a cambiar de nombre al estado”,

puntualizó.

Añadió que el político tabasqueño tiene una responsabilidad que la nación le podría reclamar sino realiza bien sus funciones, por lo que, llamó a “tener cuidado con los reforzamientos de las campañas políticas, -pues- hoy la ciudadanía es más crítica y no podemos dejarnos envolver por las mociones particulares de un aspirante a dirigente nacional de un partido”.

“En todo caso, amplió, debe haber modestia en la propuesta y no imponer las cosas con el cambio de nombre de un Estado; además el ejecutivo federal como cualquier gobernante, debe tener sencillez para no permitir esas iniciativas que ahora no son las cosas más importantes que debamos resolver para nuestro estado y para ninguno”.

“La constitución local deberá pensar muy bien si esto sucederá después que el presidente deje el poder después del 2024 para someterle a consulta y a decisión de todos los cambios del nombre de Tabasco. Ya el nombre de la entidad de por si es emblemático al provenir de Tabscoob que era un uinik Halach (gobernante maya) del Potonchán jurisdicción, conocido por dirigir la maya chontal en la batalla de Centla contra las fuerzas españolas dirigidas por Hernán Cortés el 14 de marzo, 1519”, señaló.

Como dato adicional, mencionó que “la administración de Tabscoob mantiene relaciones comerciales con los mexicas y otras jurisdicciones mayas, especialmente con la jurisdicción de Chakán Putum, quien, después de tener contacto con las expediciones de Francisco Hernández de Córdoba y Juan de Grijalva los chontales que tomar precauciones. El 8 de junio, 1518, Juan de Grijalva desembarcó en la provincia de Potonchán y se reunió Tabscoob a quien, se dice, Grijalva dio su jubón de terciopelo verde”.

Por último, comentó que “nuestra diócesis está identificada a nivel nacional, así como diócesis de Tabasco de San Juan Bautista, que originalmente fue uno de los nombres de nuestro Estado”.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *