Pastor evangélico busca en candidatos políticos su objetivo de ayudar a su comunidad

Raúl Álvarez Esquer es el nombre del líder religioso sonorense que no se rinde hasta ver construido un Centro de Rehabilitación en la comunidad de Huatabampo, donde habitan la mayor parte de sus feligreses, además de que se plasmen políticas públicas, más allá de las asistencialistas.

Ve un doble reto en su labor pastoral; uno es por las marcadas necesidades que observa en la población y la otra, que le entristece en demasía por no tener la capacidad para asistirlos; sin embargo, refirió a la Agencia Católica de Noticias (ACN), que no pierde la esperanza de que sea a través de la política como podrá conseguirlo.

Tras lo que definió como un descalabro en México Libre, organización de Calderón-Zavala, narró que antes de que el INE les negara su registro como partido político, ya le habían incumplido un cargo desde una delegación nacional que ya había ganado al rebasar el número de afiliaciones, porque la realidad es que le exigían un millón de pesos para asegurarse un puesto una vez que ganaran su elección.

Tras darse cuenta que mucho de lo que se consigue en la política, casi siempre se trata de dinero a cambio de cargos públicos, en esta ocasión decidió apostar por la victoria de la candidata a la gubernatura del estado en 2021, Petra Santos Ortiz, de Morena-PT, aunque reconoce que tampoco hay nada escrito.


El pastor Álvarez Esquer, piensa que

“en esta vida se tiene que tener un cobijo y una convicción en la que se debe canalizar todas las ideas, lo que se quiere y siente; por supuesto, lo bueno siempre va en beneficio de tu prójimo; en este caso del bien común”.

Con cierto dejo de enfado y decepción, recordó su salida de México Libre:

“Hicieron juntas previas preparándonos psicológicamente. Tengo preparación de Liderazgo, conozco, sé en qué va a parar, pocas veces me equivoco (…), nos empezaron a decir que nos preparáramos porque vendría gente de afuera para ocupar cargos y teníamos que aceptar, sobre ese tema, quien habló con nosotros fue el coordinador de la iniciativa en Sonora, Juan Carlos Jáuregui”.

Añadió que

“Jáuregui, -de México Libre-, fue quien les dijo: quien quiera aspirar a algo acérquese. Estábamos pura gente del pueblo, trabajadores que apenas nos movíamos y otros con un poquito más de economía, con restaurantitos pequeños, y pues sí queríamos, pero cuando nos pidió un millón de pesos, ¡Pues de dónde! Y le dijimos: el dinero que le da el INE a la cúpula del partido, dónde queda, a lo que contestó que solo le tocarían a la organización política, alrededor de 300 mil pesos”.

El pastor, visiblemente triste, señaló que “se entiende que uno tiene que poner su corazón, pero que lo engañen a uno. A mí me dijo, -Jáuregui-: hazme ganar Huatabampo y tú vas a ser el jefe, así me lo planteó”.

Consideró que esa acción fue una gran desilusión.

“Te lo confieso, me entregué al Partido, me encantó que fuera gente del pueblo, relegada, que nunca tuvimos la oportunidad de ninguna opción partidista, todos nos sentíamos encantados y presidencialistas; vamos a tener un cargo y aspirar a ello; ayudaremos a canalizar nuestras ideas y condiciones, pero, la verdad que cuando ya empezaron a voltear el cuadro, dijimos: bueno sólo fuimos utilizados”.

Planteó que su único deseo es el bien común de la gente.

“Ando por acá en Huatabampo, viendo la gente pobre, ¡Híjole, me parte el alma verlos! Quisiera tener cuando menos por unos $100 para darles a cada uno.

Sobre la imagen que tenía del expresidente Felipe calderón, precisó que respeta mucho las ideas y perfiles de cada político. “Hizo cosas de admirarse, pero también como todos los políticos, hizo cosas que no son bien vistas por la ciudadanía (…). La invitación a participar de Petra Santos, candidata al gobierno del estado de Sonora, ya la tenía desde hace meses, pero uno debe de tener un perfil, identidad y una cara, y todavía pertenecía a México libre; sin embargo, ahora, una vez que renuncié a ellos, andamos apoyándola hasta donde están las posibilidades”.

Sostuvo que sus intenciones para entrar a la política son auténticas y apegadas a sus creencias religiosas.

“Te soy sincero delante de Dios, no busco una plataforma política, prácticamente estoy canalizando mis ideas y convicciones a identificarme con la maestra Petra Santos, quien es una luchadora social. No me interesa un puesto público, ni es mi ilusión, porque me voy a decepcionar. Soy una persona que amo a Dios y eso me llena”,

estableció.

Por último, puntualizó que “nunca utilizaría la Iglesia como política”.

“Eso está totalmente separado; no es correcto ni debe de ser. Creo que el bien común de todos los mexicanos, debe de ser canalizado con una visión clara y convincente. Si me dan algún cargo, habría que pesarlo: qué es lo que voy a hacer. Pero por ahora estoy con mi mente limitada al servicio, hasta ahí está mi limitante, no me apasiona un cargo público.

El Dato:

Petra Santos Ortiz anunció recientemente en Ciudad Obregón que buscará la candidatura por Morena y PT a la gubernatura del estado de Sonora en 2021, aun cuando Morena le retiro la militancia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *