COVID-19EN MÉXICOFORMACIÓN RELIGIOSAIGLESIA EN MOVIMIENTOUrge desarrollar una misión evangelizadora post-pandemia y llegar a los más vulnerables y a quienes hemos descuidado: Mons. Roberto Yenny

En la Iglesia hay áreas que reforzar y renovar, comenzar con “ser más fieles y valientes testigos del evangelio, además acompañar la fragilidad de nuestro Pueblo y desarrollar una mayor sinergia con todas las personas”, subrayó Mons. Roberto Yenny García.

En entrevista con Agencia Católica de Noticias (ACN), consideró vital “la vocación misionera y servidora, desde una autocrítica y discernimiento pastoral”.

El dato:

19 de marzo de 2020. El Papa Francisco designa obispo de Ciudad Valles, en San Luis Potosí, al P. Roberto Yenny García. El anuncio lo dio a conocer la Nunciatura Apostólica, a través de la Secretario General de la CEM

17 de junio de 2020. La Diócesis de Ciudad Valles, efectuó una ceremonia a puerta cerrada en la que recibió la consagración episcopal. No hubo un evento multitudinario, pudo haber sido en el Estadio municipal, con miles de invitados, pero la pandemia afectó el acto más importante para los fieles y laicos de la región.

Dicho evento se llevó a cabo en la Catedral a puerta cerrada, con alrededor de 100 invitados, entre ellos un total de 50 sacerdotes, 12 obispos y 10 religiosas.

“Es la primera vez que tomo las riendas como Obispo en tiempos de covid-19”,

bromeó Mons. Yenny, durante ese nombramiento.

Mons. Roberto Yenny García, es el séptimo Obispo de esta Diócesis, de los más jóvenes, con 48 años de edad. Sustituyó a Roberto Octavio Balmori Cinta, veracruzano que estuvo por más de dos décadas en ese encargo y que dejó un gran legado, entre ellos, el acercamiento directo con las etnias de la región, al hablar sus lenguas maternas.

ACN, efectuó una entrevista de semblanza a Mons. Yenny García; estas fueron sus palabras:

Mons. ¿Cómo tomó la noticia cuando se le designó Obispo?

Quise hacerlo con fe en que ésta elección viene de Dios, a través del Papa Francisco (…). Con una mezcla de sentimientos: sorpresa, temor, emoción, gratitud.

¿Qué significa para usted este nombramiento?

Un nuevo llamado de Dios a continuar, ahora en el episcopado, lo que implicará nuevos aprendizajes, retos y docilidad al Espíritu. Es un cambio radical en muchos aspectos de mi vida: una nueva diócesis, una nueva ciudad y cultura, diferente ritmo de trabajo, nuevas y más responsabilidades

¿Qué espera usted de este ministerio?

Que sea fecundo, que sirva para que muchos se encuentren con Jesús Buen Pastor y tengan vida en abundancia. Un camino de santificación; sobre todo, acompañando a los demás a buscar su propia glorificación.¿Cuáles son los retos para usted?

Insertarme en una nueva cultura, sumarme a los proyectos y procesos diocesanos, conocer y valorar, impulsar y dinamizar. Ser un buen pastor, cercano, compasivo, firme, valiente.

Un reto también presente, es el de evangelizar en esta pandemia, mantener vivo el acompañamiento de nuestro Pueblo y prepararnos para una misión evangelizadora post-pandemia.

¿Qué espera Usted de la diócesis de Ciudad Valles?

Disponibilidad, entusiasmo, confianza, deseo y búsqueda de Dios. Que pueda yo ver claramente sus grandes valores y poder potenciarlos.

¿Cuáles son sus temores?

Que como ser humano frágil le pudiera fallar a Dios, o no entender bien lo que espera de mí y no hacer algo bien; pero ese temor reverencial siento que me invita a confiar en la Gracia.

¿Cuáles son sus esperanzas?

Que en unos años pueda ver hacia atrás y sentirme satisfecho del esfuerzo realizado. Que el que el Pueblo que peregrina en Ciudad Valles se haya sentido acompañado y guiado amorosamente. Y lo más importante, que Dios haya podido seguir su Plan con mi “granito de arena” y se sienta satisfecho de mi fidelidad

¿Qué espera usted de los fieles y el presbiterio de la diócesis de Ciudad Valles?

Espero grandes cosas. Poder descubrir sus talentos, sus anhelos, sus logros. Que ellos puedan hablarme siempre con libertad y confianza. Que podamos comunicarnos bien y colaborar en la realización del Plan de Pastoral y los desafíos que se nos vayan presentando. Espero paciencia y comprensión hacia este obispo nuevo.

Ve una renovación urgente, ¿En qué áreas?

Comparto la visión de la Iglesia Universal y de la Iglesia en México. Necesitamos una renovación-conversión pastoral. Urge que, desde una autocrítica y el discernimiento pastoral, recuperemos nuestra vocación misionera y servidora. Hay que llegar a todos, especialmente a los alejados, a los más vulnerables, a quienes hemos descuidado.

Necesitamos asumir más profundamente nuestra relación con Dios y ser más fieles y valientes testigos del evangelio. Necesitamos acompañar la fragilidad de nuestro Pueblo, desde nuestra propia fragilidad, teniendo a Jesucristo como centro y fin de nuestras vidas.

Es importante que renovemos algunas estructuras eclesiales que favorezcan la sinodalidad y la participación de todos los bautizados.

Necesitamos mayor sinergia con todas las personas de buena voluntad para servir a todos los seres humanos, para defender la vida y dignidad de todos, para cuidar la casa común, para incidir en una humanización de la economía, la política, la cultura, etc.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.