EN MÉXICOVIDA Y FAMILIAProhíben terapias de conversión, pero facilitan cirugías de senos y genitales en hospitales públicos: hombre que se quitó homosexualidad

Erick Hernández, quien se quitó de la homosexualidad gracias a una terapia de conversión, habló en exclusiva para la Agencia Católica de Noticias (ACN), sobre la gravedad de que, en la Ciudad de México, una persona que siente atracción por personas del mismo sexo, se le impida recibir asesoría sicológica para cambiar, pero a un hombre que se dice sentir mujer, la Ley increíblemente le permitirá entrar una cirugía para amputarse sus genitales y que incluso le pongan senos.

Dijo que

“es muy triste que los niños con cáncer tengan que juntar tapitas de plástico para sus quimioterapias y sus operaciones, pero si tú levantas la mano y dices: ‘Yo soy homosexual y quiero que me pongan senos y que me amputen el pene y que me hagan una vagina de plástico, resulta que es gratis’”.

Se trata, consignó, de “una minoría discriminada porque existen personas que dicen: ‘soy homosexual, pero ya no quiero serlo’”.

“Hay personas que sufren y se quieren matar; incluso gente adulta que está casada e incluso tiene hijos, pero vivió mucho tiempo la vida homosexual y descubrió que no era para ellos y quieren salir de ella. No pueden vivir una vida plena y feliz o como ellos desean porque tienen ese sentimiento; entonces para eso es la terapia”.

Erick confesó que le causó extrañamiento que las autoridades de la Arquidiócesis Primada de México guardaran un silencio sepulcral y no hayan protestado por esta prohibición en la capital.

“Creo que las autoridades religiosas tienen miedo. No consideran óptimo que les competa tomar partido o levantar la voz en contra de estas terapias”,

indicó.

Reconoció que la comunidad LGBT está muy unida, por lo que criticó que grupos provida y a favor de la familia, no desarrollen estrategias para contrarrestar esas políticas; “lo grave”, consideró “es que ahora es para la ciudad de México, pero se podría extender (esas iniciativas) en todo el país”.

Sobre el escenario que ve a corto plazo tras impulsar los legisladores al servicio del Lobby LGBT ese tipo de iniciativas, dijo que a los padres de familia se les arrebatará la única oportunidad para que ayuden en estos temas a sus hijos y hay el riesgo de que gane esa “dictadura homosexual”, pues “ya multan y encarcelan” con este tipo de leyes que van en contra de la libertad de expresión y la libertad de los individuos.

Por lo anterior, consideró prioritario que, desde cada trinchera, como individuo o Padre de familia, se levante la voz en contra de esa “dictadura homosexual”, ya que “cada quien es libre de auto-determinarse como quiera, pero también lo es de quitarse un sentimiento y quitarse de la homosexualidad y desarrollar su heterosexualidad”.

Sin evidencias de tortura en centros de conversión

En relación a la Reforma al código penal de la Ciudad de México que sanciona con penas de dos a cinco años de prisión a que realice ese tipo de terapias que intentan convertir a los homosexuales en heterosexuales, opinó que no hay una sola evidencia de que en alguno de esos centros de la CdMx se cometan algún tipo de torturas.

“Como lo veo, esta Ley sanciona al que apoya métodos de tortura, ya que se estructuró para salvaguardar la vida y la integridad de las personas; sin embargo, en el fondo está la premisa de que miembros de la comunidad LGBT no aceptan que la persona es libre de detener o de sentir atracción homosexual, como también de quitárselo cuando él o ella quiera”,

concluyó.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.