COVID-19CULTURA RELIGIOSAEN MÉXICOFORMACIÓN RELIGIOSALeón. Nuestros sacerdotes, guías hacia el Señor

ACNagosto 30, 2020

Cuando Jesucristo comenzó a predicar, eligió de entre todos los pobladores a los que Él quiso para que estuvieran y aprendieran de Él y después enviarlos a predicar el Evangelio y de anunciar el Reino de Dios.

Hoy No los eligió por ser perfectos o sabios o incapaces de cometer un error, fueron elegidos por ser capaces de vivir para los demás, “Instituyó Doce, para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar” (Marcos 3, 14).

Hoy el Papa Francisco, sucesor de San Pedro, guía a la Iglesia en la tierra y en como sucesores de los apóstoles, los obispos dirigen desde un lugar específico las diócesis a ellos encomendadas y los presbítero (sacerdotes)  asumen una misión que no ha cambiado, porque su presencia es tan esencial como en cualquier época. Al atravesar la terrible Pandemia (Covid – 19) los sacerdotes no fueron exentos de verse afectados, han pasado y hoy en día, aun pasan momentos difíciles sin abandonar la labor de ser guías de sus comunidades para llegar al Señor, servir de consuelo para los que atraviesan penas, que sin la gracia y el amor de Dios, muchas veces serían insuperables.

Entonces no es extraño ver la felicidad de las comunidades cuando un sacerdote llega a sus vidas. Es muy importante la presencia y el actuar del sacerdote y puede que para muchos resulte inexplicable el sentimiento de saber que en la parroquia se encuentra alguien que se preocupa por los demás, que cuentan con alguien que les escucha, que les consuela. Todos los bautizados formamos la Iglesia, sacerdotes y fieles laicos. Y la misión del sacerdote es estar ahí presente desde el bautismo hasta el final de los días terrenales de sus fieles, ofreciendo su mano y mostrándonos el camino para conquistar el Cielo prometido.

Todo lo anterior sin olvidar que el Señor actúa a través de los  Sacerdotes, como dijo el Papa Francisco: «La formación de los sacerdotes depende ante todo de la acción de Dios en nuestra vida y no de nuestras actividades. Es una obra que requiere el valor para dejarse modelar por el Señor».

Recientemente algunas voces han sugerido que el ministerio de la Iglesia se encuentra escondido, otros incluso advierten que hay señales de crisis, pero es falso. Cientos de historias de sacerdotes y religiosas ofreciendo sus vidas giran alrededor del mundo; religiosas arriesgando su vida en la atención de enfermos de Covid, sacerdotes que se exponen en busca de dar consuelo a los necesitados y sin ser menos importante, usando las herramientas que la era digital nos da para no dejar de predicar la Palabra de Dios, y además, miles de historias que no se escuchan, ni se ven, porque el sacrificio, la bondad y el amor, no necesitan ser grabados para existir.

Nuestros sacerdotes se mantienen en “pie de lucha” no nos han abandonado, ni lo harán jamás pero hay que recordar que “un párroco sin fieles no es nadie”. Necesitamos de ellos y también ellos necesitan de nosotros, de nuestro apoyo y de nuestras oraciones.

“El Sacerdocio es el amor del corazón de Jesús”

Santo Cura de Ars.

Con información de: Gaudium/Editorial/Pbro. Marco Cortes Muñiz

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.