EN MÉXICOIGLESIA EN MOVIMIENTOSacerdotes, fieles y laicos en completo abandono por parte del Cardenal Carlos Aguiar Retes; urge que reaccione y se haga presente: P. José de Jesús Aguilar

El P. José de Jesús Aguilar, arcipreste del cabildo de la Catedral Metropolitana, se quejó del desinterés del arzobispo Primado de México, Cardenal Aguiar Retes; ello, tras enterarse que no acudirá por segundo año consecutivo a la celebración de la Asunción de la María a los Cielos, Patrona de la Arquidiócesis de México.

En un audio con duración de poco más de 3 minutos, el canónigo principal de la Catedral en la CDMX, se le escucha preocupado al expresarse de la gestión del Cardenal Aguiar Retes, apático de escuchar las necesidades de los presbíteros más ancianos que pertenecen a la Curia, además de permanecer invisible “en estos tiempos de más incertidumbre, desesperanza, enfermedad y muerte”.

El mensaje lo canalizó a obispos auxiliares y sacerdotes a los que les pidió encarecidamente que se lo hicieran llegar al Arzobispo Aguiar para que se active en conocer las prioridades de la Iglesia católica, al argumentar que, de su parte, no tiene forma de comunicarse con él.

Asimismo, lo criticó por contar con los contactos de las Diócesis y no se toma la mínima molestia de comunicarse con sus párrocos responsables.

Sostuvo que, a diferencia del Cardenal Aguiar Retes, “en mi labor como arcediano, llamo a varios párrocos diariamente para saber ¿Cómo están?”

Incluso, comentó que el Cardenal podría aligerar su trabajo, si tan sólo se ocupara en marcar a un mínimo de 10 presbíteros por día; ello, para evitar acudir a la Curia, o visitas pastorales; con esto, refirió, “se sentiría su presencia y no sólo en una conferencia de Zoom, sino varias que den esperanza”.

Visiblemente impotente, el P. José de Jesús Aguilar, definió al Cardenal Aguiar como “ausente y lejano”.

A continuación, la versión estenográfica de las palabras del P.  José de Jesús Aguilar que envió a algunos de los obispos auxiliares y algunos sacerdotes para que su petición se la hagan llegar al Cardenal

Me preocupa mucho la ausencia y lejanía del Cardenal que debería ser el más cercano en este tiempo, y no me refiero a una cercanía corporal, pero, sí a una cercanía de presencia acompañamiento e iluminación en los momentos que estamos viviendo.

Creo que es en los momentos de más oscuridad de incertidumbre de desesperanza, enfermedad y muerte, cuando tiene que estar más cerca el pastor, para que la oveja pueda decir: “Aunque camine por cañadas oscuras, el Pastor está conmigo”. Los laicos y los sacerdotes necesitamos de ese Pastor.

La presencia del Papa ha sido muy buena con sus transmisiones y sus mensajes, y en el caso de nuestro Pastor parece que desapareció y dejó solo a los auxiliares para presidir la Eucaristía y algunos otros momentos litúrgicos pero, el pastoreo no es sólo la Liturgia, para que las ovejas conozcan a su pastor, este tiene que estar con ellas y, repito: ‘No le pido que se arriesgué con cercanía corporal pero, un ejemplo, yo tengo un directorio como muchos otros sacerdotes lo tienen que hacemos con todos los teléfonos de los miembros de los grupos parroquiales, de Catequesis, Pastoral, ministros del altar, encargados de pláticas, etcétera, y en estos días he estado marcando a cada uno de los miembros para preguntar ¿Cómo están? Para que sientan la presencia y preocupación de su Pastor y claro que ellos lo agradecen mucho; también las reuniones por Zoom, pero no solamente una, sino varias con temas distintos que den esperanza.

¿Qué pasaría si el señor Cardenal que tiene el directorio de todos los sacerdotes le llamara por teléfono por ejemplo a unos 10 sacerdotes por día? Quizás hasta más. Seguramente los lazos se acercarían y se sentiría más su presencia, además de que él se enteraría de lo que cada sacerdote está viviendo, especialmente los más ancianos. No se tendrá que recurrir a estas citas de ir a la Curia, o a estas visitas pastorales que son cada cuando, sino que se aprovecharía este tiempo de pandemia que puede ser una bendición para este tipo de acercamientos.

Yo no tengo la forma de comunicarme con él, pero espero que alguno de ustedes pueda hacerle llegar este mensaje para que no sea su ausencia la que se note, sino más bien su presencia y, repito, no tiene que ser física, sobre todo ahora que hay tantas formas de comunicarse, de mandar mensajes o subir videos con mensajes aleccionadores tomados del Evangelio fue buena aquella reunión de Zoom, pero me parece que es mucho mejor un tipo de cercanía más personalizada.

Gracias por su atención.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.