EL MUNDOFORMACIÓN RELIGIOSABrasil. Mes de las vocaciones Vital: ministerios ordenados, expresión de amor

ACNagosto 4, 2020

Comienzan las celebraciones en Brasil en el mes de las vocaciones. En esta primera semana, las reflexiones se centran en los ministerios de los ordenados, es decir, las vocaciones de diáconos, sacerdotes y obispos.

“El obispo, el sacerdote y el diácono deben realizar, en su vida y en su ministerio, de la manera más evidente posible, lo que el Señor mismo ha enseñado a aquellos a quienes ha amado y llamado a compartir su misión más directamente: ‘el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes’”. Con estas palabras del Evangelio de Mateo, Monseñor André Vital, Obispo de Limoeiro do Norte y miembro de la Comisión para los Ministerios Ordenados y la Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal de Brasil, explica el significado de las celebraciones de esta primera semana desde el sitio web del Episcopado Brasileño.

El obispo compara los dos sacramentos de la ordenación y el matrimonio, ya que ambos son concebidos como servicio:

“Esta forma de entender estos dos sacramentos es muy significativa, especialmente ante una tendencia ‘moderna’ a poner la opción por el ministerio célibe ordenado y la unión conyugal sacramental casi en oposición indebida. En realidad, en cambio, están estrechamente relacionados porque contribuyen a la salvación de los demás; pero, por otra parte, es precisamente a través de este servicio generoso a los demás que la gracia de estos sacramentos contribuye a la salvación personal”,

continuó.

“El sacerdocio común de los bautizados y confirmados nos hace a todos miembros de un único e indivisible Cuerpo de Cristo – dijo Monseñor Vital – por lo tanto, los ministerios ordenados expresan y realizan el deseo del Señor Jesús de hacer crecer su Cuerpo, su Iglesia, en la unidad, por la fuerza del Espíritu Santo”. Por lo tanto, el ministerio ordenado no puede reducirse a una simple función: en lugar de realizar actividades o tareas como profesionales, los ministros ordenados dan testimonio del servicio del mismo Señor “que no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos”. El ministerio, por lo tanto, no se ejerce a través de un simple hacer cosas, aunque sean necesarias, sino sobre todo a través de un modo de vida marcado por la experiencia de ser amado por Aquel que, por amor, dio su vida.

Sobre el diaconado, en particular, subrayó que “el testimonio bíblico se remonta a la primitiva comunidad de Jerusalén, pero en su esencia de servicio, tiene su fundamento en la misión misma de Jesús, que se hizo servidor de todos, aunque, en el dinamismo del Espíritu en la historia, siempre se ha configurado más a las necesidades de la comunidad. “El presbiterio, por su parte -según Monseñor Vital- confiere la misión de servir a todo el Cuerpo de Cristo en celosa colaboración con el orden episcopal. En virtud de la ordenación, de hecho, el sacerdote se convierte en servidor y heraldo de la Palabra, ministro de los sacramentos y guía de la comunidad”.

La última reflexión se refiere al episcopado: “no puede ser comprendido y menos aún ejercido sin la convicción de que este ministerio es un servicio y no un honor – concluyó – la belleza de este ministerio no es un esteticismo de las apariencias, sino un signo que testimonia la fidelidad del mismo Señor Jesús, que amó y llamó a los doce discípulos, cuyos sucesores son los obispos, a través de los cuales él mismo continúa proclamando la Buena Noticia de la salvación”.

Con información de Vatican News/Roberta Barbi

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.