EL MUNDOLIBERTAD CATÓLICANicaragua. La Iglesia nicaragüense llama a domingo de rogativa y silencio como acto de desagravio ante “acción demoníaca

ACNagosto 3, 2020

En un comunicado emitido, el Cardenal Leopoldo Brenes convoca a la feligresía católica nicaragüense a un a domingo de rogativa y silencio como acto de desagravio ante la “acción demoníaca”, y el “acto terrorista” acontecido en Catedral de Managua.

“Les convoco a un día de oración, silencio, llanto y súplica por el ultraje, irrespeto, sacrilegio y profanación a Jesús en su presencia real del Santísimo Sacramento y ante la destruida y calcinada imagen de la Sangre de Cristo y mirando la Cruz que permanece en pie”,

expresa el comunicado.

De igual manera menciona que “esta acción demoníaca no sólo ha herido a Jesús en el Santísimo Sacramento, a la Consagrada y Venerada Imagen de la Sangre de Cristo, a su capilla, lugar de culto, a nuestra Iglesia Catedral, templo madre de nuestra Arquidiócesis, sino también a todos nosotros, sacerdotes, religiosos, religiosas, fieles católicos, devotos de esta consagrada Imagen, hombres y mujeres cercanos de buena voluntad. Por lo que les exhorto a realizar con fe, este domingo 2 de agosto, en todos nuestros templos parroquiales, capillas, en sus hogares y en las redes sociales, un domingo de silencio espiritual”, continúa diciendo la misiva del religioso.

Además de un domingo de silencio también invitan a ”otros actos piadosos de adoración, oración mirando al Crucificado, y escuchándole, ayuno, reparación y súplica, paz en nuestro corazón, para no caer en la tentación de la provocación y odio, rezo del Santo Rosario, para que nuestra Madre al pie de la Cruz, nos sostenga” finaliza la invitación del Cardenal de Managua.

Cardenal Brenes

Denuncia al gobierno

La Iglesia Católica en Nicaragua sufrió 24 ataques en los últimos 20 meses, incluyendo el incendio que calcinó una histórica imagen de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, afirmó este sábado la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que responsabiliza al Gobierno.

La denuncia del Cenidh incluye el caso de una mujer que roció con ácido la cara de un sacerdote, el encierro de nueve días que aplicó la Policía a un padre en su parroquia tras cortar los servicios de agua y luz, la retención de un grupo de mujeres en la Catedral de Managua y la destrucción o robo de imágenes.

“Todos estos ataques a la iglesia católica confirman que el régimen Ortega Murillo quebranta el derecho a la libertad de conciencia, de pensamiento, y de religión, establecidos en la Constitución de Nicaragua y la Declaración Universal de Derechos Humanos”, indicó el Cenidh en un informe.

La relación del presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, con la Iglesia Católica, ha sido de desencuentros, salvo a inicios del presente siglo, cuando tuvieron cercanía con el fallecido cardenal Miguel Obando Bravo.

Daniel Ortega, presidente de la República de Nicaragua
Daniel Ortega, presidente de la República de Nicaragua

“Queda claro que el régimen Ortega Murillo, junto a sus fuerzas armadas, policías, paramilitares y hasta fanáticos, acosan, intimidan y atacan, ya no sólo a las sociedad civil que asiste religiosamente a los templos católicos”, agregó el Cenidh.

De acuerdo con el informe, “el patrón represivo también consiste en destruir iglesias, la infraestructura, las imágenes sacras, y debilitar la moral de los líderes religiosos, para que dejen de respaldar al pueblo en su lucha por la justicia, la libertad y la democracia del país”.

El clero de Nicaragua se distanció de Ortega en 2018, tras el estallido de una ola de manifestaciones antigubernamentales que, de acuerdo con cifras de organismos humanitarios, dejaron cientos de muertos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

El presidente de Nicaragua, quien ha explicado que se defendía de un “golpe de Estado fallido”, ha insistido en llamar “golpistas” a los religiosos. “El régimen Ortega Murillo, al verse solo y presionado nacional e internacionalmente, ha caído en la desesperación y pretende, con actos terroristas, provocar miedo en los nicaragüenses”, destacó el informe del Cenidh.

El organismo pidió al nuncio apostólico de origen polaco, Waldemar Stanislaw Sommertag, que se pronuncie sobre las profanaciones ante una población de mayoría católica. El organismo concluyó que “persiste la impunidad en estos actos terroristas en los templos católicos, debido a que son perpetrados por aliados del régimen“.

En oración por Nicaragua

Con información de Religión Digital/Agencia

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

https://acnweb.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/Logo-Footer.png
Una nueva forma de informar lo que
acontece en la Iglesia Católica
en México y el mundo.

Agencia Católica de Noticias, 2020 © Todos los derechos reservados.